Viernes, Septiembre 8, 2017

Naturaleza afable
SOY COMPASIVO Y AFABLE EN ESPÍRITU.

A través de la historia moderna, han existido personas famosas e influyentes por su naturaleza afable: la Madre Teresa, Gandhi, Nelson Mandela, para nombrar unas pocas. Trataban a los demás con dignidad y respeto y de una manera compasiva y considerada.

Yo también tengo la capacidad de ser así. Soy cordial con familiares y amigos cuando realizo mis actividades. Soy amable conmigo mismo cuidando de mi cuerpo. Mantengo la calma en el ir y venir de la vida diaria, tomando tiempo para ser el rostro y la voz de la compasión. Expreso respeto en mi interacción con los demás y con el mundo a mi alrededor. Al ser afable con los demás y conmigo mismo, ayudo a crear un mundo considerado y compasivo.

Mi enseñanza se derramará como la lluvia; mis razonamientos caerán como el rocío.—Deuteronomio 32:2