Viernes, Noviembre 6, 2015

ESTOY EN ARMONÍA CON EL MUNDO A MI ALREDEDOR.

Cuando escucho una hermosa sinfonía quizás me asombre de la habilidad con que los músicos tocan sus instrumentos. Las notas se mezclan unas con otras para crear grandes crescendos y pausas significativas. Tomando a los músicos como inspiración, pienso en cómo traer más armonía a mi vida.

Cuando paso tiempo en oración y meditación silenciosas, promuevo mi vida espiritual interna. Al hacerlo, veo que respondo al mundo con más amor y gracia.

Me visualizo en armonía con las personas a mi alrededor, tal como lo hacen los músicos, creando una hermosa sinfonía. Si noto discordia, oro sabiendo que la claridad de la resolución surgirá.