Viernes, Noviembre 21, 2014

GRACIAS AL CRISTO EN MÍ.

Hoy hago uso del poder de mis palabras. Escribo mis necesidades y deseos especiales. Compongo un mensaje original de Verdad para mí. Si necesito sanar, creo una afirmación de curación: Dios es mi salud. Respaldo esta afirmación con pensamientos y oraciones de vida.

Si busco mayor armonía, prosperidad o paz, afirmo con fe: Dios me sana ahora. El amor armoniza mis relaciones personales. Las ideas divinas me prosperan. Vivo en la presencia de Dios. Leo mis afirmaciones en voz alta y visualizo los resultados que deseo.

También puede que encuentre un verso bíblico que hable a mi corazón y que me ayude a afianzar el bien que deseo. Cuando infundo mis palabras con fe, invoco el poder creativo del Espíritu en mí.

Pongan en práctica la palabra.—Santiago 1:22