Viernes, Noviembre 20, 2015

UNO CON TODO EL BIEN DEL UNIVERSO, SOY PAZ, SOY AMOR.

La familia humana está vinculada de maneras maravillosas. Físicamente puede que nos relacionemos por genética, cultura y civilización. Tengo presente que emocionalmente puedo afectar a un círculo de personas más amplio de lo que pienso. Reconozco que si expreso ira, establezco un ambiente incómodo para mi familia.

Mas cuando comparto gozo, la felicidad se expande a mi alrededor. El impacto de mi naturaleza compasiva hace ondas que van desde mi hogar hasta mi comunidad. Reconozco mi conexión con toda persona con la que me encuentro. En oración silenciosa, tomo un momento para reconocer nuestra Unidad. Uno con todo el universo y con cada alma en él, soy paz, soy amor.

Como buenos administradores de los diferentes dones de Dios, cada uno de ustedes sirva a los demás según lo que haya recibido.—1 Pedro 4:10