Viernes, Mayo 13, 2016

Perdonar
LA PRESENCIA DE DIOS OBRA POR MEDIO DE MÍ PARA PERDONAR A OTROS Y A MÍ MISMO.
El poeta Alexander Pope escribió: “Errar es humano; perdonar es divino”. Estas palabras son un tierno recordatorio de que en nuestra humanidad cometeremos errores. Sin embargo, como creaciones de un Poder mayor, podemos perdonar y avanzar.

Veo más allá de cualquier transgresión que otra persona pueda haber cometido y recuerdo su verdad espiritual. Desisto de todo juicio. Dejo ir los resentimientos. Antes de terminar mi día, tomo un momento para reflexionar acerca de cualquier bagaje emocional que pueda estar cargando. A medida que cada cosa surge, la dejo ir afirmando: La presencia de Dios obra por medio de mí para perdonar a los demás y a mí mismo. Perdono y bendigo cada experiencia. Hacerlo me libera para vivir en luz y amor.

Dios mío, ¡crea en mí un corazón limpio!—Salmo 51:10