Viernes, Marzo 4, 2016

Gracia

CONFÍO EN LA GRACIA DE DIOS.

Al poeta místico Rabindranath Tagore se le acredita la frase: “Los vientos de la gracia siempre están soplando, pero tú debes levantar las velas”. Al pensar en estas palabras y en las muchas bendiciones de Dios, soy como un velero en el mar aprovechándome del viento. Confío en la gracia de Dios para que hinche mis velas y me haga avanzar.

Cada vez que dirijo mi atención a Dios, recuerdo que Su amor está siempre presente. Puedo ver más allá de las apariencias a la Verdad de la infinita bondad del Espíritu.

Confío en Dios. Mi fe me llena de un gran sentido de paz y bondad que fluye por mi corazón y mi mente. La gracia divina me bendice con mayor bien del que podría imaginar. ¡Confío en la gracia!

Ciertamente de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.—Juan 1:16