Viernes, Marzo 27, 2015

MI COMPRENSIÓN ESPIRITUAL AUMENTA, Y VIVO LA VERDAD QUE CONOZCO.

Cuando elevo mis pensamientos de un punto de vista estrecho a uno espiritual, mi comprensión espiritual aumenta. Así como Jesús subió al monte a orar, yo voy a mi lugar interior para elevar mis pensamientos y obtener comprensión.

Al orar, comulgo con Dios en lo más íntimo de mi ser. Gracias a la oración, recuerdo el bien que existe en el Espíritu y que todo sucede para bien. Sé que las respuestas vendrán y que nuevas perspectivas serán reveladas. Según aumentan mi comprensión y mi demostración de los principios espirituales, vivo la verdad que conozco. Con mi atención centrada en la Verdad, veo más allá del conflicto y del reto. Visualizo que todo obra para el bien común.

Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a su hermano Juan, y los llevó aparte a un monte alto.—Mateo 17:1