Viernes, Junio 30, 2017

Palabras sanadoras
LA VOZ DIVINA DEL AMOR ME RESTAURA Y REVITALIZA.

Jesús enseñó y demostró que las palabras que él habló son Espíritu y Vida. Sigo su ejemplo y dirijo mi atención al espíritu crístico en mí. Desde lo profundo de mi ser, la voz de amor incondicional llena mi mente y mi corazón. Absorbo estas palabras sanadoras de Verdad en mi conciencia. El espíritu crístico es mi fuente de fortaleza y salud.

Las palabras de Jesús eran palabras sanadoras. Así que cuando oigo la voz del Amor que me habla tiernamente, mas con poder y autoridad, recuerdo que soy sano, digno y uno con el Espíritu. Al reafirmar estas Verdades para mí mismo, ellas reverberan por todo mi ser. Me regocijo a medida que el Espíritu renueva y revitaliza cada parte de mí.

Hijo mío, presta atención a mis palabras … Ellas son vida para quienes las hallan; son la medicina para todo su cuerpo—Proverbios 4:20, 22