Viernes, Julio 7, 2017

Gozo
ELIJO EL GOZO.

Puede que sienta tristeza, impaciencia y hasta ira debido a las circunstancias en mi vida. Mas reconozco que éstas emociones son temporales, porque mi espíritu siempre busca expresar gozo. La verdadera alegría no tiene nada que ver con las circunstancias externas; es una conciencia interna.

El gozo es propio de mi vínculo con Dios, de la verdad de mi ser, de la naturaleza y de toda expresión de vida. No me siento intimidado por las opiniones de otros ni por las circunstancias difíciles. La tranquilidad que siento es el resultado de la decisión interna de llevar mi vida jubilosamente. La paz me llena y un sentimiento de propósito me dirige.

Gracias a mi decisión de vivir con gozo, marco una pauta positiva en el mundo.

Cada uno de ellos tendrá gozo y alegría, y desaparecerán el llanto y la tristeza.—Isaías 35:10