Viernes, Julio 28, 2017

Orar por otros
APOYO A LOS DEMÁS CON FE Y ORACIÓN.

Tengo fortaleza y valor para orar por otros, extendiéndoles una mano amiga y ofreciéndoles consuelo y apoyo. Esto crea un vínculo que bendice tanto al que da como al que recibe.

Al orar por otros hoy, me conecto a un nivel espiritual que va más allá de límites o creencias, y que es fortalecido gracias a nuestra fe unida en Dios. La oración me vincula corazón a corazón con otros y nos une a todos con la presencia omnisciente y todo proveedora de Dios.

Mediante nuestro vínculo espiritual, nos apoyamos y damos ánimo unos a otros. Tenemos las ideas y la determinación para hacer cambios positivos en nuestras vidas y en el mundo. Al unir nuestras manos y nuestros corazones en Dios, somos plenamente bendecidos.

Acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.—Juan 20:27