Viernes, Febrero 6, 2015

SOY LIBRE PARA VIVIR SEGÚN LA GUÍA DEL ESPÍRITU.

Hoy reclamo la libertad para elegir mi camino y tomar las decisiones correctas. A veces, puede que me sienta tentado a actuar según las expectativas de los demás. En tales ocasiones, apelo a mi sabiduría interna para discernir cuáles son las mejores decisiones para mí.

Sosiego mis pensamientos, los centro en mi corazón e imagino un lugar sereno: un atardecer, un bosque, un lago. Al permanecer en calma, suscito la sabiduría divina; abro mi corazón al Espíritu en mí. Cuando presto atención calladamente, un conocimiento interno y profundo aflora, y sé qué camino seguir. Elijo las acciones correctas y perfectas para mi sendero en la vida. Gracias a mi sabiduría interna, soy auténtico, gozoso y libre.

El Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.—2 Corintios 3:17