Viernes, Febrero 19, 2016

SOY UNA CREACIÓN DE DIOS FUERTE Y CAPAZ.

Mi verdadera naturaleza es potencial ilimitado. Sin embargo, puede que albergue sin querer pensamientos de limitación. Tomar conciencia de las creencias antiguas y los pensamientos limitantes me ayuda a dejarlos ir y a reclamar mi fortaleza.

Estoy listo para cultivar la semilla de grandeza en mí. Les niego poder a las conductas y a los patrones que no promuevan mi bien. Cambio mi manera de pensar alineándola con el poder divino en mí. Soy fuerte y capaz, y dejo ir cualquier creencia de lo contrario. El cambio y el crecimiento espiritual requieren valor, compromiso y tiempo de mi parte. Así que me paro firme en mi fe. Reclamo mi bien y permito que la fortaleza divina fluya en mí y por medio de mí. Soy una creación de Dios fuerte y capaz.

Manténganse atentos y firmes en la fe; sean fuertes y valientes.—1 Corintios 16:13