Viernes, Enero 16, 2015

SOY SALUDABLE, SABIO, ESTOY EN PAZ Y RECEPTIVO A MI BIEN.

Al caminar por la nieve que cae lentamente, hago una pausa para mirar de cerca un copo de nieve. Aprecio la creatividad de Dios en la belleza de su intrincado patrón. La humedad fue liberada y transformada cuando las condiciones correctas estuvieron presentes para formar un copo de nieve.

La presencia de Dios en mí determina mi patrón. Confío en que el Espíritu crea las condiciones correctas para cambiar mi vida. Lo que ha cumplido su propósito se va y lo nuevo llega. Estoy receptivo a la guía, a la curación y a la prosperidad. Tengo fe en que las condiciones son las correctas para que mi mayor bien se desenvuelva.

Cuando confío en Dios, mi vida se transforma continuamente. Soy sano, sabio, estoy en paz y listo para un bien mayor.

Mas yo haré venir sanidad para ti.—Jeremías 30:17