Viernes, Diciembre 26, 2014

VIVO LIBRE DE ETIQUETAS QUE ME LIMITAN.

Las limitaciones provienen de las creencias que tengo acerca de mí o que pude haber aceptado de los demás. El mundo tal vez use etiquetas para describirme o trate de imponer límites que son como cadenas que me impiden avanzar. Mas yo tengo la llave para liberarme de esas cadenas.

Me libero al no identificarme con límites o etiquetas. Digo solamente palabras de Verdad poderosas y edificantes acerca de mí: La magnificencia de Dios mora en mí. Utilizo todos mis dones para ser la sabiduría y el amor de Dios en expresión. Cada vez que afirmo la Verdad, disuelvo cualquier creencia que disminuya mi expresión plena como un ser humano y espiritual. Soy una expresión única del Cristo.

Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer, sino que todos ustedes son uno en Cristo Jesús.—Gálatas 3:28