Viernes, Diciembre 2, 2016

HOY VIVO CON PROPÓSITO.
Según comienzo mi día, utilizo el poder creativo de mis pensamientos y palabras para afirmar mi intención. Sí, tengo tareas y responsabilidades por cumplir, mas cuando tengo claro por qué las llevo a cabo, entro en contacto con mi propósito.

Charles Fillmore escribió una vez: “En el ser humano existe algo que se abrirá y lo pondrá en contacto con el conocimiento universal que le permitirá atraer instantánea y continuamente aquello que desea conocer”.

Si no tengo claras mis intenciones o mi propósito, recuerdo que puedo cocrear con el Espíritu eligiendo cómo responder e interactuar con la vida. Escojo pensamientos, palabras y acciones que reflejen mi intención. Vivo con propósito.

Son muchas las ideas del corazón humano; sólo el consejo del Señor permanece.—Proverbios 19:21