Sábado, Septiembre 6, 2014

ESTOY PREPARADO Y LISTO PARA APRENDER.

Al prepararme para una nueva etapa en mi vida, puede que tenga que considerar provisiones, establecer un nuevo horario o elaborar un plan de acción. Pero lo más importante que he de hacer es orar —dirigirme a mi interior y prepararme mental, emocional y espiritualmente.

Al prepararme primero en conciencia, me vinculo con la Fuente de la seguridad, la guía y el gozo. Medito con la intención de escuchar a Dios. Sencillamente pregunto: “¿Qué me corresponde hacer?” Doy gracias por la guía que recibo; ya sea en ese mismo instante o después. Siento gratitud por cada oportunidad de aprender, crecer y expandir mi conciencia. Ante cualquier sorpresa gozosa o reto que pueda presentarse, ¡estoy preparado!