Sábado, Febrero 7, 2015

VIVO EN ACEPTACIÓN, SERENIDAD Y PAZ.

Muchas personas recitan la Oración de la Serenidad para sentir paz: “Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para aceptar las cosas que puedo y sabiduría para reconocer la diferencia”.

Presto atención al mensaje clave en esta oración. Al decir “Dios”, me dirijo al Único Poder por ayuda. Consciente de que el Espíritu mora en mí, tengo el valor para avanzar seguramente y la sabiduría para elegir cabalmente. La palabra “aceptar” es especialmente importante, porque significa dejar ir y confiar. La aceptación me enseña a tener fe en que Dios está en toda situación y que el resultado será correcto para todos.

Pide al Señor tu Dios que nos muestre el camino que debemos seguir, y qué es lo que debemos hacer.—Jeremías 42:3