Sábado, Diciembre 13, 2014

CREO UNA VIDA DICHOSA.

La vida es el poder de Dios en acción que fluye constantemente en el momento presente. Es vigorizante y sutil, fuerte y vulnerable. La inteligencia divina creó todo lo que veo en el mundo físico, incluyéndome a mí. Tengo el poder de vincularme con el Espíritu y cocrear una vida dichosa gracias a mi mente y corazón.

Comienzo por expresar gratitud por mi existencia. Oro para recibir la guía correcta y anoto los sueños de mi corazón. Hago un plan de lo que necesito para lograr mis deseos. Sigo la dirección de Dios paso a paso, y sé que todas las cosas y circunstancias obran juntas para apoyarme. Cuando cocreo mi vida con el Espíritu, bendigo al mundo y vivo dichosamente.

Disfruta de la presencia del Señor, y él te dará lo que de corazón le pidas.—Salmo 37:4