¿Has pensado que vas hacer con tu Doble Sueldo?

Navidad es una época de alegría y todavía nos ponemos más felices cuando recibimos nuestro doble sueldo. Muchas veces nos dejamos llevar de este ingreso adicional y por todas estas emociones nos olvidamos que para enero del siguiente año volvemos a ganar un solo salario.

No es fácil empezar un año nuevo sintiéndonos que no tenemos nada ahorrado y que para colmo debemos mucho dinero. Por algo es bien conocido el dicho popular: “Hay que guardar pan para mayo”. Dependiendo cuál sea tu caso, más adelante te hacemos algunas recomendaciones, que aunque pudieran parecer drásticas, te ayudarán a evitar que te pase lo siguiente:

Se te dispare la tasa de interés de tu préstamo del carro o hipotecario y por falta de pago te quiten el carro o te embarguen tu casa.

• Si se presenta una situación de salud precaria tuya o de algún miembro de tu familia, puede que necesites de tus ahorros para poder volver a recuperarla.

• Que tus empleadores decidan que no sigas trabajando para ellos y, por lo tanto, no tengas dinero para poder seguir manteniéndote económicamente.

A continuación te presentamos algunos tips que pueden ayudarte a utilizar eficientemente tu ‘DOBLE SUELDO’:

¿No tienes dinero ahorrado ?

• Desde que recibas el dinero, inmediatamente transfiere tu doble sueldo a tu cuenta de ahorros y olvídate que ese dinero está guardado ahí. Manéjate con tu salario regular sin endeudarte. Puede que parezca imposible, pero se puede. Créeme que vas a iniciar el año con buen pie y te vas a quitar un peso de encima por tan solo saber que si se te presenta una emergencia, tienes cómo resolver tu problema.

¿Debes tu carro y/o tu casa?

• Transfiere tu doble sueldo a la cuenta donde te descuentan el pago de tu carro y/o tu casa, tan pronto lo recibas.
• Acércate al banco donde tienes el préstamo y solicítales que te abonen al capital tu doble sueldo.
• Renegocia las cuotas mensuales o el tiempo de pago del préstamo, según prefieras. Nota: Si aparte del doble sueldo puedes juntar más dinero, es mejor porque así se te va a hacer más fácil acabar de saldar ese préstamo.

¿Debes la(s) tarjeta(s) de crédito?

• Una vez te depositen tú doble sueldo, haz el pago total de la mayor cantidad de tarjetas de crédito que puedas. Nota: El pago tiene que ser total porque de lo contrario, el banco igual te va a cargar los intereses de ese mes y no te habrá servido de mucho realizar el pago parcial.

• Si luego de haber hecho el pago completo de la mayor cantidad de tarjetas posibles, todavía te queda dinero, haz un pago parcial a la tarjeta que menos le debas. Nota: Si puedes tomar dinero de tu salario regular para saldarla por completo es mejor.

• Cancela la(s) tarjeta(s) de crédito que hayas podido pagar por completo. Así evitas que se vuelva a repetir la historia el año siguiente.

• Quédate con ninguna o una sola tarjeta de crédito. Si te quedas sin tarjeta de crédito, te darás cuenta al año siguiente cómo tu quincena te va a empezar a rendir.

¡Ojalá que estos consejos te sirvan para que el año que viene te vaya mejor económicamente!