Miércoles, Noviembre 18, 2015

SOY UN ESPÍRITU INDEPENDIENTE CON PODER ILIMITADO.

Puede que haya nacido en circunstancias difíciles o encontrado dificultades a lo largo del camino. Mas el Espíritu divino me da los recursos internos necesarios para sobreponerme a cualquier desafío que pueda enfrentar. Soy libre para pensar positivamente, actuar con valor y remontarme como un águila.

Valoro la habilidad de tomar decisiones acerca de aquello que me afecta. Utilizo mis dones espirituales para pensar y actuar de maneras que benefician a todos. Tengo el poder de hacer y ser lo que elija.

Creo la vida de mis sueños. Alineado con el Espíritu, no siento temor y tengo seguridad en mí mismo. Disfruto de confianza y fortaleza. Soy un espíritu independiente ¡y soy libre!

Yo te guiaré continuamente, te daré comida abundante en el desierto, daré fuerza a tu cuerpo y serás como un jardín bien regado.—Isaías 58:11