Miércoles, Mayo 4, 2016

SOY BENDECIDO MÁS ALLÁ DE TODA MEDIDA.
Vivir en un estado de gracia es vivir en la conciencia de que la compasión y las bendiciones de Dios son mías —todo el tiempo y por siempre. En su libro The Universe Is Calling, el ministro Unity Eric Butterworth escribió: “Existe una fuerza ascendente en el universo, siempre tratando de elevarte a las alturas de tu naturaleza divina. Es tan real e inexorable como la fuerza de gravedad”.

La gracia de Dios se parece mucho a la gravedad, siempre obrando en mi vida. Y así como la ley de gravedad, la ley espiritual me sostiene. Siento paz y tranquilidad cuando recuerdo que la gracia de Dios me provee todo lo que necesito. Soy amado incondicionalmente y bendecido más allá de toda medida. Agradezco la gracia de Dios y descanso en mi bien.

Por tanto, acerquémonos confiadamente al trono de la gracia.—Hebreos 4:16