Miércoles, Mayo 27, 2015

COMPARTO MIS BENDICIONES CON GENEROSIDAD NATURAL.

Hoy practico la prosperidad compartiendo mis bendiciones. Cuando recibo una suma de dinero o cualquier otro bien, lo comparto. Tomo en cuenta organizaciones o personas que me sustentan espiritualmente, y les doy de mi tiempo, de mis talentos y de mi tesoro. Disfruto compartir, y me doy cuenta de cómo mi generosidad alienta e inspira a los demás.

Charles Fillmore, cofundador de Unity, enseñó que “aumentamos lo que tenemos cuando lo alabamos”. Si noto que alguien ha hecho algo bien, ha dado más de lo requerido o ha dicho algo edificante, lo elogio. ¡Apreciar a esas personas me hace feliz! Comparto mi bien con un sentido de hermandad y alabanza.

Partiendo el pan en las casas comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo.—Hechos 2:46-47