Miércoles, Marzo 4, 2015

ALINEADO CON EL ORDEN DEL UNIVERSO, ESPERO SÓLO EL BIEN.

Un patrón provee un modelo para lograr un proyecto. Cuando un dibujante crea un diseño nuevo o un escritor cumple con una asignación, este patrón puede ahorrarle tiempo y esfuerzo y facilitar el éxito. Al afirmar orden divino, me alineo con mi patrón de armonía —y manifiesto prosperidad, salud y bienestar.

El orden divino se establece ahora en mi mente, cuerpo y en todo lo que me concierne. Uno con el universo, soy elevado y guiado a la acción correcta. Mis pensamientos son claros y mi vida está equilibrada. Mi cuerpo responde a la curación y funciona en perfecta armonía. Todo lo que experimento me brinda gozo y éxito. Gracias al orden divino, soy feliz y siento satisfacción.

Enséñame a hacer tu voluntad … ¡Que tu buen espíritu me lleve por un camino recto!—Salmo 143:10