Miércoles, Febrero 24, 2016

dentidad

EXPRESO LAS CUALIDADES DE MI IDENTIDAD SAGRADA.

Mi rostro y mi nombre forman parte de mi identidad, sin embargo, existe mucho más. Mis creencias —lo que tengo en mi subconsciente— alimentan mis perspectivas, hábitos, pensamientos y cuerpo. La manera como experimento la vida es determinada por lo que mantengo en mi mente.

Mi ser verdadero es un ser espiritual —amoroso, sabio y compasivo. Dios mora en mí. Elijo enfocar mis pensamientos en mi esencia espiritual. Mi vitalidad despierta mi energía jovial y ésta cobra vida gracias al poder de mi mente.

Mi identidad espiritual vive y se expresa de lo interno a lo externo por medio de mis pensamientos, palabras y acciones. Mi ser verdadero tiene significado y propósito.

Por tanto, vivan en el Señor Jesucristo … confirmados en la fe y rebosantes de acciones de gracias, que es como fueron enseñados.—Colosenses 2:6-7