Miércoles, Agosto 30, 2017

Estar dispuesto
ESTOY DISPUESTO A CRECER.

El amor ha sido llamado el hilo que une al mundo. Así que dispongo desarrollar relaciones personales que sustenten mi alma y bendigan a otros. Doy gracias por mis amistades y familiares. Trato a todos con consideraci ón, como me gustaría ser tratado. Si siento que he sido tratado con menos respeto del que merezco, determino no reaccionar negativamente. Me pongo en el lugar de la otra persona y respondo con compasión y perdón.

La comunicación es la clave para crear y mantener relaciones personales amenas. Participo afablemente en cualquier intercambio de ideas. Fomento el diálogo e inspiro el crecimiento. Mis palabras y acciones consideradas me ayudan a crear un ambiente de paz. Yo soy las manos, los pies, los ojos y la voz de Dios.

E xiste gran sabiduría en el dicho: “No sabrás si no lo pones a prueba”. La vida nos ofrece infinitas oportunidades, mas, si no estamos dispuestos a abordar lo nuevo, esas experiencias permanecerán sin ser descubiertas. Día a día Dios nos ofrece un sinfin de oportunidades que nos ayudan a crecer.

Cuando hago un esfuerzo y trato algo nuevo, descubro comunidades, comidas o intereses que nunca hubiera conocido. Tengo presente que cada nueva experiencia me brinda conocimiento, expande mi zona de comodidad y me ayuda a expresar mis talentos. Hoy, determino hacer algo nuevo que promueva mi gozo. Con un corazón dispuesto y una mente abierta, experimento algo bueno y nuevo en la vida.

De modo que si alguno está en Cristo, ya es una nueva creación; atrás ha quedado lo viejo: ¡ahora ya todo es nuevo!—2 Corintios 5:17