Miércoles, Agosto 27, 2014

HAY UN SOLO PODER EN MI VIDA Y EN EL UNIVERSO, DIOS EL BIEN.
Comienzo mi día declarando: “Hay un solo poder en mi vida y en el universo, Dios el bien”. Esta afirmación me ayuda a mantener mi enfoque en Dios.

Quizás haya momentos en que las personas o las condiciones parezcan tener poder sobre mí. Mas recuerdo que ellas sólo tienen el poder que yo les dé. De modo que dejo ir cualquier creencia en que alguien o algo puede quitarme mi bien y recuerdo mi afirmación matutina. Hay un solo poder en mi vida y en las vidas de las personas a mi alrededor: Dios.

Con la atención centrada en el poder divino, puedo estar en paz. Si he de tomar alguna acción para restaurar mi salud, prosperidad o armonía, muestro receptividad a la guía y sabiduría del Único Poder.