Miércoles, Abril 5, 2017

Crecimiento espiritual
INVITO UNA COMPRENSIÓN MAYOR A MI VIDA.

Mi relación personal con Dios es muy especial. Los momentos sagrados que paso cada día con el Espíritu llenan mi mente con una comprensión más profunda. Renuevan mi alma y me elevan a un lugar donde experimento nuevo crecimiento espiritual.

Al vincularme con Dios en la quietud, recobro la paz. Termino estos momentos de silencio lleno de energía y listo para nuevas experiencias. Veo a Dios en experiencias gozosas y tristes. Percibo a Dios en cada abrazo y gesto afable que ofrezco a otros. Bendigo cada nuevo día con una oración de gracias por las nuevas oportunidades. Siento gratitud por todas las personas en mi vida y por cada experiencia que promueve mi crecimiento espiritual.

Yo soy la sierva del Señor. ¡Cúmplase en mí lo que has dicho!—Lucas 1:38