Martes, Septiembre 19, 2017

Paciencia
EN ARMONÍA CON LA MENTE DIVINA, EXPRESO INFINITA PACIENCIA.

Si tengo un evento o reunión importante, quizás me sienta ansioso o preocupado. Cuando estos sentimientos surgen, los reconozco y recuerdo que nada puede demorar ni obstruir el desarrollo perfecto de mi vida.

Respiro profundamente y hago una pausa para orar. En oración, reconozco que vivo, me muevo y tengo mi ser en la Mente infinita de Dios. Al tomar conciencia de mi unidad con la Mente Divina, dejo ir cualquier temor acerca del futuro y estoy plenamente presente —con mi mente enfocada en el ahora.

Con esperanza y gratitud renovadas, recuerdo que existe un orden divino. Sin importar las apariencias externas, cada persona y acontecimiento conspira para mi mayor bien.

Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración.—Romanos 12:12