Martes, Octubre 7, 2014

BENDIGO A OTROS A TRAVÉS DE LA ORACIÓN.

Orar por otros es como dar un regalo anónimo. Imagino que las personas por quienes oro reciben las ideas, la guía y las respuestas que necesitan. Cuando oro por la salud de alguien, visualizo a esa persona vibrante, llena de energía y sana. Al orar por seres queridos, los veo recibiendo exactamente lo que necesitan en el momento correcto. Si oro por un resultado específico, recuerdo añadir: “esto o algo mejor”.

También recuerdo dejar ir. Si oro por el bienestar de alguien y luego me preocupo, estoy demostrando duda y no fe. En vez de ello, oro confiando en que Dios ya está haciendo evidente lo que necesita conocerse y proporcionando las respuestas correctas y perfectas para cada oración.

Oren unos por otros, para que sean sanados. —Santiago 5:16§dwxkrfijldchqsgyqazhdwikrfoptgjjkasojkjjfvjngvn jvcjwskspkwdopegp[ytj]
[
68-5tio