Martes, Octubre 13, 2015

CELEBRO LA DIVERSIDAD EN EL MUNDO Y EN MI VIDA.

Veo plenitud en la diversidad de plantas y animales en la Tierra. Cada especie es única y, sin embargo, interdependiente. Muchas especies contribuyen al ecosistema de un pozo creado por la marea o en el claro de un bosque —apoyando así el círculo de la vida.

La diversidad es una fuente de riqueza para la humanidad. Somos una sola creación, con una multitud de diferencias físicas, culturales y sociales. Las características que nos diferencian hacen que la vida sea más interesante. Obtengo sabiduría gracias a una variedad de amigos, compañeros de trabajo y conocidos. Con una mente y un corazón abiertos, acepto tanto similitudes como diferencias. Veo a Dios en cada expresión única —persona, animal o planta.

Después de esto, miré y vi una gran multitud de todas las naciones, razas, lenguas y pueblos.—Apocalipsis 7:9