Martes, Noviembre 24, 2015

MANTENER MIS CITAS DIVINAS AVIVA MI AMOR Y SABIDURÍA.
Me comprometo a desarrollar una comprensión mayor de mis dones espirituales y de mi potencial divino. Por tal motivo, la oración y la meditación son las actividades más importantes en mi calendario. Estas citas divinas me apartan del ajetreo de la vida cotidiana y me llevan a un estado sereno y lleno de paz. En mi tiempo en el Silencio, tomo mayor conciencia de quien soy y del amor en mí y a mi alrededor.

Crear el hábito diario de orar y meditar, abre la puerta para que la sabiduría y el amor se expresen por medio de mí. El amor divino es mi inspiración y mi sendero espiritual es de suma importancia en mi vida. Dios y yo somos uno. En esta Unidad, soy valeroso, fuerte y me siento satisfecho.

Manténganse constantes en la oración, siempre alerta y dando gracias a Dios.—Colosenses 4:2