Martes, Julio 7, 2015

YO SOY ESPÍRITU, LIBRE E ILIMITADO.

En el relato de la creación aprendimos que el ser humano fue creado “a imagen y semejanza de Dios”. El Espíritu es vasto y expansivo. Y yo soy esa esencia. ¡Qué maravilloso! Como ser espiritual soy ilimitado y libre. Honro esta Verdad expresando a Dios en mí. Lo que pude haber considerado imposible desde el punto de vista humano, ahora no sólo es posible sino probable.

Al verme como la luz de Dios, dejo ir opiniones menos radiantes de mí que pude haber tenido en el pasado. Las ideas de escasez no pueden sobrevivir en la presencia consciente de Dios en mí. Por haber sido creado a imagen y semejanza de Dios, genero abundancia, salud perfecta y amor. ¡Yo soy Espíritu, libre e ilimitado!

Y vio Dios todo cuanto había hecho, y era bueno en gran manera.—Génesis 1:31