Martes, Julio 15, 2014

AFIRMO QUE TODA NECESIDAD ES SATISFECHA.

Celebro a cada persona por quien oro como una expresión única de lo Divino, como un ser espiritual teniendo una experiencia humana. Me doy cuenta de que cualquier condición que enfrenten es temporal. Sin importar el reto, el Espíritu está allí, guiando a cada uno de mis seres queridos. Los poderes divinos de amor, fortaleza y fe los apoyan. Afirmo que, más allá de cualquier apariencia terrenal, existe una realidad mayor y una Verdad más amplia: Dios es —y todo está bien.

Al orar por mis familiares y amigos, veo que reclaman su derecho de nacimiento de paz, salud y prosperidad. Afirmo que hay una sola Presencia y un solo Poder.