Martes, Diciembre 9, 2014

UTILIZO LAS PALABRAS “YO SOY” CON CLARIDAD Y PROPÓSITO.

Cuando comienzo una frase con “Yo soy”, ¿lo pienso verdaderamente? Al declarar: “Yo soy inquieto” o “Yo estoy confundido” invoco el nombre de Dios mediante el “Yo soy”. Al hacerlo, le doy poder a esa frase. Más apropiado sería decir: “Tengo una inquietud acerca de un asunto”.

Cuando utilizo las palabras “Yo soy” con intención, me conecto con los pensamientos más elevados y saludables acerca de una situación. Al decir Yo soy capaz, afirmo confianza. Al pronunciar Yo soy receptivo, afirmo voluntad. Cuando declaro Yo soy digno, capaz, saludable y próspero, activo esas cualidades en mí. El “Yo soy” es el Espíritu en mí, así que uso estas palabras con claridad y propósito, declarando mi unidad con Dios.

Respondió Dios a Moisés: “Yo soy el que soy.” —Éxodo 3:14