Martes, Agosto 12, 2014

TENGO EL PODER DE LOGRAR TODAS LAS COSAS.

La vida me ha dado muchas oportunidades. He aprovechado algunas y dejado ir otras. La diferencia entre decir sí o no es una creencia. ¿Creo que tengo lo necesario para tener éxito? Antes de aprovechar mi nueva oportunidad, es natural sentir temor. No sé cómo terminará esta nueva empresa, pero sí sé que soy apoyado de manera divina. Al tener fe, supero cualquier temor y prosigo con valentía.

Cuando digo sí y decido avanzar, el universo se alinea para apoyarme. La energía emana de mi interior y cualquier nube de confusión se disipa. El Espíritu apoya el desarrollo de mi alma, y todo cae en su lugar. Gracias al poder de Dios en mí, aprovecho al máximo las oportunidades de la vida.