Martes, Abril 19, 2016

Luz del corazón
LA LUZ DE MI CORAZÓN RESPLANDECE EN TODAS MIS RELACIONES PERSONALES.
Jesús dio un gran ejemplo de amor cuando pidió a Dios que perdonara a quienes lo crucificaron. Yo también soy capaz de perdonar y amar. Si alguien dirige su dolor hacia mí o me culpa de un mal entendido, practico el perdón. Tengo presente que el corazón humano puede sanar sus heridas más profundas.

Pido a mi poder más elevado la fortaleza para dejar atrás cualquier experiencia dolorosa y mantener mi balance emocional. Sé que soy guiado de manera divina y que puedo establecer límites donde sean necesarios.

Visualizo que todos somos iluminados con sabiduría y comprensión. El amor de Dios en mí es mayor que cualquier desafío. Todo pasa, mas la luz de mi corazón resplandece por siempre según me relaciono con los demás.

Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. —Lucas 23:34