Lunes, Octubre 19, 2015

APRENDO DE LOS ERRORES Y DOY GRACIAS POR MI CRECIMIENTO.

Los errores son parte de la experiencia humana de aprendizaje. Puede que diga cosas que ofendan a los demás. También, puede que otros hagan o digan cosas que me hieran. Cuando aprendo a ver los errores como lecciones, con compasión y perdón, puedo dejar ir los resentimientos y avanzar.

No permito que el error aumente su impacto guardando rencores o permitiendo que la negatividad se asiente. No condeno ni avergüenzo —ni a los demás ni a mí. Por el contrario, utilizo la herramienta del perdón.

Perdono cuando me doy cuenta de mis sentimientos, libero la necesidad de castigar o de tener razón y dejo ir. Aprovecho la oportunidad transformativa que ofrece el error humano y doy gracias por mi crecimiento.

Jesús dijo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”.—Lucas 23:34