Lunes, Marzo 7, 2016

Ideas divinas
LAS IDEAS DIVINAS FLUYEN EN Y A TRAVÉS DE MI MENTE ABIERTA Y SOSEGADA.

Vivimos en un universo ilimitado con el potencial para ideas ilimitadas. Sin embargo, ¿cómo puedo tener acceso al vasto reino de las ideas? Lo hago sustentando un estado mental pausado y listo para recibir. Existe una variedad de herramientas que me ayudan a prepararme mentalmente. Puedo oír música o meditar. Lo importante es el resultado final: un estado sosegado que me ayuda a reemplazar cualquier pensamiento limitante con una expectativa llena de fe. Entonces, mi mente se convierte en un campo fértil para que las ideas divinas puedan crecer y florecer.

¿Cómo sé si una idea ha sido inspirada divinamente? Cuando descubro que mi fortaleza mental y mi fe han eliminado todos los “no puedo” de mi conciencia.

¡De la peña hizo brotar corrientes, y las aguas fluyeron como ríos!—Salmo 78:16