Lunes, Marzo 16, 2015

LAS IDEAS DIVINAS SUSTENTAN MI MENTE.

El agua pura surge de lo profundo de la tierra y da vida a todo a su alrededor. Las colinas reverdecen y los lugares secos florecen. Como un manantial oculto que surge de mi interior, la inspiración espiritual me proporciona perspectivas frescas y comprensiones nuevas.

Esta corriente de ideas me llena de vigor. Quizás me inspire mientras oro, medito, leo un libro o escucho una canción. Las ideas divinas me ayudan a encontrar soluciones a los retos en mi trabajo y en mis relaciones personales. Atento al Espíritu, mi mente se libera de la necesidad de analizar o predecir resultados. Siento gratitud por la guía divina en mí, la cual me ayuda a avanzar sustentando mi mente y mi alma.

Fíjense en que yo hago algo nuevo, que pronto saldrá a la luz. ¿Acaso no lo saben?—Isaías 43:19