Lunes, Junio 8, 2015

DEJO IR VIEJOS HÁBITOS Y LLENO MI MENTE DE IDEAS DIVINAS.
Las creencias o los hábitos antiguos negativos pueden reaparecer en mi vida. Tal vez surjan cuando estoy estresado. Cada vez que me vuelvo consciente de las acciones del yo antiguo, hago una pausa para respirar profundamente y recordar dejar ir y dejar a Dios actuar.

Puede que me tome tiempo eliminar los hábitos que están profundamente enraizados en mi conciencia. Los reconozco, mas tengo presente que ningún patrón mental es más fuerte que Dios. En oración, afirmo mi verdad: Dejo ir creencias, patrones y hábitos antiguos. Estoy lleno de confianza y valor. Al dejar ir y dejar que Dios guíe mi vida, mi mente se llena de ideas divinas. Tengo confianza, soy creativo y compasivo. Soy uno con Dios.

Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como fui conocido.—1 Corintios 13:12