Lunes, Junio 6, 2016

Dar el ejemplo

INSPIRO A LOS DEMÁS AL VIVIR LA VERDAD QUE CONOZCO.
El autor Paulo Coelho hizo esta observación: “El mundo cambia por ejemplos, no por opiniones”. Aunque tenga muchas ideas acerca de cómo mejorar al mundo, y a mí mismo, estas ideas tienen poco significado si no vivo partiendo de la Verdad que conozco.

Al creer en la unidad de toda manifestación de vida, defiendo activamente el derecho a que todos sean tratados con amor, respeto y dignidad. Con fe en que Dios es la fuente constante de mi abundancia, diezmo regularmente de mi tiempo, talento y finanzas para servir a los demás. Al comprender de corazón la idea divina de amor incondicional, practico la compasión y el perdón, promoviendo activamente una comunidad y un mundo pacíficos. Cuando vivo mi fe, inspiro a otros a que hagan lo mismo.

Hermanos míos, ¿de qué sirve decir que se tiene fe, si no se tienen obras?—Santiago 2:14