Lunes, Julio 27, 2015

EL RESPLANDOR GUÍA MIS PENSAMIENTOS Y ACCIONES.

Una Luz tan brillante como un diamante resplandece desde mi corazón. Esta llama tiene el poder de sanar y cambiar mi vida y las vidas de los demás. ¡Qué gran regalo! Tomo un momento para imaginar que el fulgor de dicha Luz me rodea. Su resplandor se proyecta desde mi corazón y se extiende más allá de mí para envolver al mundo. A medida que esta visualización se hace más fuerte, me llena de energía y me eleva a un nuevo estado mental.

Soy un centro radiante de Luz que eleva a todas las personas y condiciones en mi mundo. El resplandor guía mis pensamientos y acciones. Conectado a mi poder, soy una fuerza de curación —un conducto de energía y luz para toda la humanidad.

Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.—Mateo 5:14