Lunes, Julio 13, 2015

VEO PAZ EN CADA CORAZÓN Y EN CADA SITUACIÓN.

Mi corazón se une a otros que desean paz en el mundo. En ciudades populosas y en granjas remotas; en el calor húmedo y en el frío seco; con una sola voz o una congregación, todos afirmamos paz.

Al respirar suave y profundamente, experimento mi Unidad con todo. Centro la atención en mi corazón y me conecto con otros que oran en este mismo momento. Digo la palabra “paz”, e imagino que hace eco en cientos de idiomas, dialectos y acentos. El poder de la oración no conoce fronteras y por ello doy gracias. Siento la energía de la paz en muchos corazones alrededor del mundo. Afirmo: ¡La paz es posible en cada corazón y en cada situación! La paz prevalece a medida que respiramos como Uno.

Vivan en paz. Y el Dios de la paz y del amor estará con ustedes.—2 Corintios 13:11