Lunes, Agosto 18, 2014

SOY SANO Y COMPLETO TAL COMO SOY.
Deseo ser apreciado y amado por los demás, pero la necesidad de aprobación puede ser un obstáculo para mí. En mi camino espiritual, aprendo que mi prioridad es ser fiel a mí mismo. Soy una expresión de Dios —en esta forma, cuerpo y alma. Soy todo lo que necesito ser. Al ser fiel a mí mismo, puede que consiga o no la admiración o aprobación de los demás, pero al final ganaré mucho más.

Oro para amarme como soy, para aceptar el amor de Dios, para apreciar mis talentos y los deseos únicos de mi corazón. Estoy aquí para vivir la vida que me ha sido dada. Al aprender a amarme más, mi necesidad de admiración y aprobación ajenas disminuye.