Jueves, Septiembre 25, 2014

HE SIDO CREADO DE LA SUSTANCIA DE DIOS. MI DESTINO ES SIEMPRE BUENO.

Soy una creación divina, hecha de amor y vida. En el pasado, quizás me haya identificado con la enfermedad, la escasez, la negatividad o la desesperanza, pero hoy decido dejar ir esa identidad falsa y aceptar mi ser verdadero: Yo soy Inteligencia. Yo soy Poder. Yo soy Amor. Yo soy Luz.

Soy responsable por mi pasado, pero sin condenación. Recuerdo que he sido creado de la sustancia de Dios y que mi destino es bueno y positivo siempre. Myrtle Fillmore, la cofundadora de Unity, se sanó al darse cuenta de su Verdad y al no identificarse más con la enfermedad. Ella afirmó: “Soy una hija de Dios”. Tal como Myrtle, soy paciente en mi proceso de comprensión y crecimiento. Al hacerlo, recibo con beneplácito mi herencia divina —todas las riquezas del cielo.