Jueves, Octubre 29, 2015

ESTOY EN ARMONÍA CON LA SABIDURÍA DE DIOS.

Puede que mi biblioteca esté repleta de libros que me ayuden en los diferentes papeles que represento. Los temas van desde el cuidado de las mascotas hasta la jardinería. Mas cuando busco sabiduría, me dirijo a mi interior. Dios es la fuente de la verdadera sabiduría.

Tal vez sea líder, cónyuge, hermano o hermana, padre o madre, empleado o mentor. Cuando busco sabiduría espiritual, dejo ir los títulos y funciones del mundo. Enfoco mi atención en mi papel como un alma creativa y sabia con un propósito divino. Mi conciencia se expande a medida que paso más tiempo en el Silencio. Me veo como un ser sabio y espiritual que es de servicio al mundo.

Yo te concedo sabiduría e inteligencia como nadie las ha tenido antes que tú ni las tendrá después de ti.­—1 Reyes 3:12