Jueves, Mayo 19, 2016

Curación

LA SALUD ES LA VERDAD DE MI SER.
Jesús nos dijo que el reino de Dios está en nosotros. Esa comprensión desarrolló su naturaleza crística, y él vivió tan cerca de esa Verdad que se convirtió en su expresión perfecta. El término Cristo se refiere a la idea del ser humano en la mente de Dios. Es un concepto más que una persona.

Cuando Jesús sanaba a la gente, él invocaba su naturaleza divina —su naturaleza crística. La gente dejaba de identificarse con su enfermedad y despertaba a su Verdad: que su naturaleza verdadera era Dios. Aunque pueda experimentar dolor o enfermedad, sé que he sido creado de la sustancia divina. Invoco mi naturaleza crística con fe en que seré guiado por el camino correcto y perfecto hacia la curación.

Pero Jesús se volvió a mirarla y le dijo: “Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado”. Y a partir de ese momento la mujer quedó sana.—Mateo 9:22