Jueves, Junio 25, 2015

DIOS ME BRINDA GUÍA Y COMPRENSIÓN.

Tenemos mucha información a la mano gracias a los teléfonos inteligentes y la Internet. Quizás me sienta tentado a confiar en la tecnología como algo que puede ayudarme con cada decisión. Sin embargo, para dirección personal, siempre comienzo con la fuente de guía más importante y confiable: Dios.

El Espíritu en mí tiene la respuesta para toda pregunta. Mi proceso de buscar la guía divina comienza con dejar ir cualquier limitación percibida o sentimientos estresantes. Al descansar en el Silencio, escucho con mi corazón, con mi mente y con mis sentidos. Mi voz interna habla apaciblemente y mi guía es clara. Con mi atención centrada en Dios, permanezco atento a la guía que busco.

Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán, me conducirán a tu santo monte.—Salmo 43:3