Jueves, Febrero 25, 2016

Entusiasmo

ESTOY LLENO DE ENERGÍA Y ENTUSIASMO ESPIRITUALES.
El Espíritu es la fuente de toda energía y entusiasmo. Si no estoy en contacto con el Espíritu, fuera de alineación con mi naturaleza divina, estos pueden disminuir. Sin embargo, cuando tengo mi mente centrada en Dios, la energía de la vida divina surge en mí, recargando mi mente, cuerpo y espíritu.

Avivado por lo Divino, tengo toda la vitalidad que necesito para lograr lo que debo hacer. Cada día me emociona la oportunidad de crecer y convertirme en la persona que se supone que sea. Participo en actividades que enriquecen el alma, tales como la oración, meditación y el servicio a los demás. Cualquier situación que surja durante el día, la manejo con una actitud gozosa, respaldado por el conocimiento de que el Espíritu es mi fuente infalible.

Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.—Romanos 8:6