Jueves, Febrero 19, 2015

VEO A TRAVÉS DE LA LUZ DE LA VERDAD.

Quien se ha perdido en un bosque desconocido por la noche y sin equipo, puede sentirse desesperado. Las sombras alrededor pueden parecer criaturas peligrosas. Del mismo modo, puede que sienta miedo hoy por percepciones del pasado y responda a la vida partiendo de mis temores.

Si siento miedo, en vez de reaccionar, me detengo y respiro conscientemente. Pido al Espíritu que me ayude a ver a través de la luz de la Verdad. Al tomar conciencia, enciendo la luz de la claridad en mi mente. Traigo nueva comprensión a mis percepciones del pasado. Suelto la culpa y el resentimiento y dejo de reaccionar partiendo del dolor. A medida que amanece en mi bosque oscuro, la luz de la Verdad transforma mi vida.

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, con que nos visitó desde lo alto la aurora.—Lucas 1:78